Buscar
08:57h. Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

EL CAFÉ, UNA PASIÓN PORTUGUESA

Conocida es la pasión de los portugueses por el café. Esta devoción lleva a nuestros vecinos a tratar el café con una pasión y un mimo extremo. Muchos entendidos del café dicen que sólo hay dos países en el mundo donde puedes pedir un café en cualquier bar y tener el 99 por ciento de posibilidades de que sea bueno, Italia y Portugal.

Aunque es cierto que en España cada vez existen más lugares donde se mima el café y puedes disfrutar de un sabor espectacular, no es menos cierto que abundan los locales donde el café es excesivamente torrefactado, quemado y con demasiado azúcar.

Y es que el café tiene que hacerlo y servirlo alguien que ame esta bebida. Quizá por eso en Portugal el café sea tan bueno…

Existe una cultura del café muy extensa, desde como tomarlo, dónde e incluso con quien. Si vas a viajar a Portugal debes saber que existe un extenso repertorio de tipos y formas de tomar un café, así el más habitual es una “bica” (nuestro expreso), “cimbalin” si te encuentras en el norte del país, este es el café que te ponen por defecto si no das más información. Siempre servido en taza pequeña, a no ser que pidas un café con leche “meia de leite” que te lo pondrán en una taza grande de desayuno, suerte tendrás si encuentras algún lugar donde te pongan una mediana.

El café portugués es de una calidad incuestionable, sea por el tradicional contacto histórico con Brasil o por la buena materia prima no es para nada raro haber oído la frase “qué bueno está el café en Portugal”. Al hacerlo no escatiman en producto ni calidad y cuidan todos los detalles.

Como en España se trata de una bebida muy consumida, raro es el portugués que no lo prueba y son muchos los que abusan de esta bebida.

El café más popular es la marca portuguesa Delta, una empresa de la localidad de Campo Maior, a muy pocos kilómetros de la frontera con España, lindando con Badajoz. Esta marca podemos encontrarla también en España. Famosas son también sus cafeteras que permiten disfrutar de toda la textura y sabor del buen café. Algunos modelos ya disponen del sistema de cápsulas que tanto éxito está teniendo.

Si vas a viajar a Portugal ahí van unas pistas de como pedir tu café:

Ya te hemos citado el “bica” y el “meia de leite”

Galao: se pronuncia “galaum” café y leche a partes iguales. Pruébalo con un pastel de Belén.

Cheio: café expreso suave.

Curto: café expreso más concentrado

Carioca: un café diluido para los que no les gusta los sabores fuertes.

Descafeinado: está claro no?

Com “Cheirinho”: café con “olorcito” lleva aguardiente. Para bajar comidas copiosas.

Si eres un amante del café y no has probado aún ningún café portugués no sabes lo que te estás perdiendo, así que o viajar a Portugal o compras alguna de las variedades que ya existen en nuestro país.

www.planeta28.com