Buscar
21:04h. Miércoles, 28 de Junio de 2017

4 RAZONES POR LAS QUE ESTA PRIMAVERA QUERRÁS VISITAR LA REPÚBLICA CHECA

@CzechTourism_ES

Si hay un país que protagoniza una auténtica eclosión al llegar la primavera, ése es la República Checa. No sólo porque sus campos se tiñen de vivos colores para festejar el final del invierno, convirtiendo los traslados desde Praga a las otras ciudades del país en un auténtico espectáculo; sino porque muchos de los centros turísticos del país reabren sus puertas para mostrar sus encantos a los cientos de miles de turistas que los visitan cada año. Sigue leyendo y seguro que esta primavera te animas a escaparte a la República Checa. ¡Buen viaje!

 

  1. Descubre la magia del jardín que nunca duerme:

 

Si te gusta la naturaleza la República Checa está repleta de parques y jardines, pero si hay uno que destaca sobre todos los demás, y que es de los pocos que está abierto todo el año, es el del Castillo de Kroměříž, que desde 1998 forma parte del Patrimonio Cultural de la UNESCO. Su estilo renacentista italiano, con toques de barroco francés, lo hacen único, especialmente durante el mes de mayo, que es cuando adquiere su mayor esplendor al brotar la primavera. 

 

  1. Conviértete en príncipe/princesa por un día:

 

Si en tu infancia soñaste en convertirte en la princesa de un cuento, o tus hijos no paran  de jugar a que son los amos de un castillo medieval, tu destino es, sin duda alguna, la República Checa, uno de los países centroeuropeos con más castillos por metro cuadrado. La mayoría de ellos reabren sus puertas a partir del mes de abril, así que resérvate unos días en primavera para conocer algunos de los más emblemáticos como el Castillo de Český Krumlov o el Complejo Lednice-Valtice, que están protegidos por la UNESCO; o el archifotografiado Castillo Bouzov, cuyas instalaciones han sido utilizadas con frecuencia para el rodaje de películas, entre muchos otros.

 

  1. Asiste a la inauguración de la temporada balnearia:

 

Si te gustan los spas y quieres adentrarte en la tradición balnearia europea, transportándote a principios del Siglo XX, cuando los grandes tratados se firmaban al salir de “las aguas”, escápate al Triángulo de los Balnearios Checos y siente en tu propio cuerpo el poder de las fuentes medicinales. Si vas el primer fin de semana de mayo asiste a los actos de inicio de la temporada en Karlovy Vary, y a la tradicional bendición de los manantiales; mientras que si lo haces una semana después no dejes de visitar el precioso balneario de Mariánské Láznĕ y de participar en el programa cultural que han organizado coincidiendo con su reapertura.

 

  1. Empápate de festivales en el mes de la música:

 

s que se hará en el Lago de Brno.IGNIS brunensi; y en Brno, donde el 3 de junio la música compartirá protagonismo con la pirotecnia, acompañando al espectacular certamen de fuegos artificiales Primavera de PragaAl igual que sucede en otros países europeos, mayo es, en la República Checa, el mes de la música, ¡y se celebra a lo grande! Especialmente en Praga, donde desde el 8 de mayo hasta el 2 de junio tendrá lugar la 72 Edición del festival de música clásica

 


www.czechtourism.com