Buscar
12:39h. Sábado, 14 de diciembre de 2019

MONTA TU PROPIO ESTUDIO DE GRABACIÓN

-

Muchos de los grupos y solistas que aparecen en nuestra revista comenzaron a grabar sus primeros temas y maquetas en estudios de grabación caseros. Es más muchos de ellos disponen de su propio estudio de grabación dónde realizan las grabaciones de sus trabajos. Tener un estudio de grabación en casa permite aprender continuamente además de probar de forma muy sencilla nuevas entradas que puedes ir, poco a poco, incluyendo en tu música.

El concepto de “home estudio” pasa por reunir una serie de elementos, (en principio básicos), para comenzar a realizar grabaciones caseras, siempre que nuestro estudio contenga los elementos adecuados podremos construir, al menos, el armazón de un tema.

Para poder montar un estudio más o menos poderoso tendremos que contar con elementos de diferentes gamas. Como en todo podemos encontrar en el mercado elementos para una gama básica, media o profesional. Por supuesto cada gama supone un precio que va elevándose acorde sube la gama. Es interesante que existen en el mercado de segunda mano componentes profesionales que podemos encontrar a un precio interesante.

Lo primero es contar con un buen ordenador y un buen software para editar tu música. El ordenador. Éste tiene que ser capaz de operar con una estación de trabajo de audio digital o DAW por lo que la computadora debe contar con un buen procesador y una gran memoria RAM ya que estos programas de edición y grabación “tiran” mucho de la memoria del equipo informático. Es un elemento muy importante a la hora de comenzar a montar tu estudio.

Además deberás hacerte con un buen interface que como en elementos anteriores existen de varias gamas, vamos a recomendarte una gama de entrada con el Presonus Audio Box i One.

Vamos a centrarnos ahora en los altavoces, un buen monitor autoamplificado se antoja esencial para dotarnos de una gran calidad de sonido.

Nuestro primer consejo sobre altavoces es que no te dejes guiar por el tamaño de los mismo, al menos, no sólo por el tamaño…Un buen altavoz puede ser grande o pequeño, de hecho un buen altavoz demasiado grande puede convertirle en un altavoz mediocre. Como norma general un tamaño de cono entre 5 y 8 pulgadas es correcto para una habitación de entre 15 y 20 metros cuadrados.

La frecuencia de la respuesta de estos altavoces es esencial, unos altavoces autoamplificados de respuesta plana son los más indicados para realizar mezclas. Estos altavoces emiten un sonido más objetivo, más fiel.

Como hemos hecho en el caso del interface vamos a recomendarte unos altavoces básicos que además funcionan muy bien. Los altavoces autoamplificados suelen venderse de forma unitaria, en el caso de los monitores M-Audio BX5D3 vienen en pareja. Son un elemento extraordinario para comenzar en este mundo con la garantía de una marca importante en el mercado como es M Audio.

Como puedes ver no es complicado montarte en una habitación de tu casa un estudio más o menos completo para comenzar a realizar tus primeros temas, tus primeras maquetas o simplemente para pasar un buen rato a la vez que aprendes.