Buscar
15:07h. Martes, 13 de Noviembre de 2018

3 recetas de toda la vida en versión tupper

-

 

No hay nada como la comida casera. Sin embargo, un plato de cuchara o un menú con legumbres son difíciles de trasladar a la oficina, ya sea porque al recalentarlo en el microondas pierde calidad o porque son recetas que llevan mucha dedicación entre fogones.

Para poder disfrutar de los platos de toda la vida, pero adaptados a la oficina, Kaiku Sin Lactosa comparte las recetas clásicas de siempre pero con una vuelta de tuerca para poder disfrutarlas en la oficina y que el tupper no sea un impedimento.
 

 


Los clásicos garbanzos reinventados

El plato de garbanzos de toda la vida, pero con una vuelta de tuerca para hacerlo más saludable y menos pesado: ensalada de garbanzos con encurtidos y salsa cremosa de yogur sin lactosa. Esta legumbre se hace indispensable dentro de un menú semanal en la oficina, ya que aporta los hidratos de carbono de lenta asimilación, que generan energía en el cuerpo de forma constante y equilibrada. Además, tiene un alto contenido en fibra lo que, junto con el yogur sin lactosa, aligerará la digestión. Un plato clásico totalmente reformado y adaptado a las necesidades de un día de oficina.

 

Ingredientes (2 tuppers)

  • 1 lata de garbanzos cocidos
  • 1/2 apio
  • 1 pepino
  • 1/2 cebolla roja picada
  • 2 cucharadas de pepinillos picados 
    en conserva
  • 2 puñados de espinacas
  • Yogur Kaiku Sin Lactosa natural
  • 1 cucharadita de mostaza en grano
  • El zumo de medio limón
  • 1 cucharada de cebollino picado
  • Sal y pimienta
     

Elaboración:

En un tupper, se incorporan los garbanzos previamente lavados, el apio, la cebolla y los pepinillos picados y se reserva. En un recipiente a parte se prepara la salsa con el yogur sin lactosa batido, el cebollino picado, la mostaza, el zumo de limón, la pimienta y sal y mezclar hasta conseguir una salsa cremosa. Regar los garbanzos con la salsa y coronar con las espinacas.

Pollo en salsa… ligera

Esta receta combina todos los elementos para elaborar el plato nutricional perfecto: pollo, o lo que es lo mismo, proteínas saludables; los hidratos de carbono de lenta absorción imprescindibles para aportar energía; las verduras, cargadas de fibra y vitaminas; y finalmente la salsa de yogur sin lactosa, más ligero y digestivo que, acompañado de la menta y el comino, impulsan el sabor y hacen el plato más especial.
 

Ingredientes (2 tuppers)

  • 1 vaso de arroz integral
  • 2 vasos de agua
  • 2 pechugas de pollo
  • 1 vaso lleno de brócoli
  • 1 ramillete de espárragos trigueros
  • 1 vaso lleno de champiñones laminados
  • yogur desnatado Kaiku Sin Lactosa
  • Menta fresca
  • 1 cucharadita de comino
  • Aceite
Sal y pimienta
 

Elaboración:

Comenzar cociendo el arroz integral y reservando en el tupper. En una bandeja de horno con papel de horno, se colocan las pechugas, el brócoli, los champiñones y los espárragos trigueros. Se salpimentan y se aderezan con aceite y se hornea todo a 200 grados durante 20 minutos.

Para la salsa, mezclar los ingredientes (yogur sin lactosa, menta, comino, sal y pimienta) hasta formar una consistencia cremosa.

Completar el tupper de arroz con el resto de ingredientes y listo.
 


El plato de cuchara servido en frío

En un menú de toda la vida no puede faltar un plato de cuchara, pero en esta versión para llevar al trabajo se hará en versión fría: crema de calabacín y manzana sin lactosa. Una sencilla receta que es perfecta para preparar la noche anterior, de tal forma que la crema coja forma y sabor gracias a mantenerla en frío. Este plato de cuchara es muy ligero y con un gran contenido en fibra, con lo que conviene acompañarlo de una proteína como un salmón al horno o pollo.
 

Ingredientes (2 tuppers)

  • 2 calabacines grandes en cubos
  • 2 manzanas verdes ácidas en cubos
  • 2 cebolletas picadas
  • 1 puerro
  • ½ litro de caldo de verduras
  • yogur desnatado Kaiku Sin Lactosa
  • Aceite, sal y pimienta
Almendras tostadas para decorar
 

Elaboración:

En una cazuela grande, se añade un chorrito de aceite y se cocinan las cebolletas y el puerro hasta que se pochen completamente.

Seguido, se incorporan las manzanas, los calabacines y el caldo de verduras y se cocina durante 45 minutos a fuego suave.

Una vez esté listo, se corrige de sal y pimienta, y se hace una crema con la batidora y el yogur sin lactosa. Se decora con almendras tostadas.